martes, 14 de abril de 2009

cuando todo fluye

De qué manera se deben ajustar las emociones para sentir que todo fluye, que todo va, que todas las cosas pasan para bien, que todo está bien. ¿Es soberbia, ambición ingrata desear las cosas que tal vez no te correspondan? ¿Si te hace infeliz es que no te corresponde? ¿Hasta dónde hay que aguantar? dicen que son más felices o felices a secas las personas que no desean, pero ¿es de la naturaleza humana no desear? a lo mejor, desear amar cada día más, desear ser más amados, desear la paz, desear la concordia, a lo mejor esos deseos no te causan gran frustración y es que el tiempo pasa, transcurre, corre, vuela...

2 comentarios:

amor y libertad dijo...

yo creo que en parte es cuestión de fe y de confianza, saber que somos dios mismo viviendo en todo, y disfrutar de nuestra vida plena como el dios que somos todos, en amor y en libertad

La Gata Coqueta dijo...

Desear...

Lo material nunca he tenido ni sentido esas emociones, ni me inquieta lo más mínimo, puesto que uno mismo hace y se entrega y se acomoda a lo que realiza y no hay más y punto.

Luego en lo espiritual ya es otro tema, siempre intentando dar más de si para favorecer a aquel que esta en inferioridad de condiciones respecto a ti.

Cada cual es un mundo y como tal hay que tomarlo...

Un abrazo y un lindo beso.