martes, 16 de septiembre de 2008

Exorcismo

Este no es más que un ejercicio de exorcismo, de sacar el mal, de dejar espacio para lo bueno, así lo haré con lo único que tengo que son las palabras. Los que quieran entenderán casi del todo, y es así, así nomás. Me pregunto como a veces se despierta una muerta o peor aún, zombi, que demonios trae la noche, pero no, hay que resistirse, hay que inventar formas de liberarse, que no sea tan fácil no crees? esa fuerza, esa, esa, es la que me hace falta, pero no la venden en botica, hay que saber buscarla y a veces encontrarla y a veces perderla, pero hoy trataré de darle cabida con este exorcismo. Amor, tal vez amor sea la respuesta. Besos.

4 comentarios:

amor es libertad dijo...

cuando te despiertes en medio de la noche levántate y ven a esta pantalla, y viaja

s

Lorena dijo...

me parece buena recomendación la de amor...porque todo lo que necesitas es amor ;-)
saludos y ánimo!!

toñi dijo...

Mirar la noche tranquila y serena desde la ventana de mi habitación hace que los demonios desapareccan.
Sin coches, ni gente, solo las luces de las farolas, los parques vacios, los arboles moviendo sus hojas parece que hablan entre ellos.Un beso

David dijo...

Encuentro una frase clave en tu texto María Lourdes: "hay que inventar formas de liberarse". Es una tarea de nuestro camino de vivir. Hay que ser creativos para no estancarnos en el precioso acto de disfrutar dia a dia, según tus deseos y necesidades. Puede ser viajar por la pantalla como dice Santiago, puede ser el amor, puede ser la ventana. Quizás ese helado de chocolate viendo "Vivir" de Kurosawa. O quizás solo leyendo o paseando observando a la gente. Hay que crearse el momento, pero ahí está, esperando a que lo pienses y lo hagas.
Un saludo.